Breve crónica de éste su Café

  • CAFÉ MADRID
    Allá por el año 1913, Don Francisco vio inaugurado su Teatro, nuestro recordado Teatro Moderno. Pocos Meses después, en 1914, inaugurí el edificio en el que tenemos el café…
  • CAFÉ NOVELTY
    Sabemos que logroñeses de gran renombre en el sector hostelero, como Don Zacarías Bezares, de nuestros convecinos Bezares de siempre, se hicieron cargo del Café antes que el susodicho Don Federico Sánchez…
  • CAFÉ ORIENTAL
    Don Federico Sánchez cambió el nombre a Oriental y dio a esta casa su empuje definitivo, un empuje que terminó con su muerte, que fue el peor momento en el devenir del establecimiento…
  • CAFÉ MODERNO
    …Mi abuelo regentó el Moderno y, entre otros locales, el “Bolo Pin Club”. Bolera que todavía se recuerda enfrente del añorado Colegio San José, en Calvo Sotelo. Dicen que era muy emprendedor y muy buen amigo de sus amigos. Le gustaban los Toros y era muy buen aficionado a la Fiesta, llegó a ser apoderado de algún diestro de la época…

Federico Sánchez Fernández

De las crónicas del periódico La Rioja escritas por nuestro recordado Jerónimo Jiménez y de la memoria de la familia Sánchez depositada hoy en su hija Concepción y su nieto Alberto, podemos ofrecer este comentario que contiene retazos de aquella época y nos permite colaborar en este texto sobre la historia del café.

6 de febrero de 1927. - Reproducción de la noticia publicada en "La Rioja, hace 75 años", firmada por Jerónimo Jiménez, cronista oficial de Logroño:

"Terminaron las obras de reforma que se habían efectuado en el "Bar Café Oriental" con amplias entradas por la "Plaza de la Imprenta " (hoy Martínez -Zaporta) y calle Marqués de San Nicolás. El propietario del popular café era don Federico Sánchez que, para inaugurar la reforma, decidió cambiar su nombre de "Café Novelty", por el citado de "Bar Café Oriental". Desde la portada exterior,  con un rótulo luminoso de diversos colores y dibujos exóticos, obra de los artistas Medel y Reina, hasta el último lugar del establecimiento, todo fue objeto de una gran transformación.
Se renovaron los suelos, las pinturas y el mobiliario, pero donde más se apreció la reforma fue en el hermoso mostrador, de una amplitud, limpieza y elegancia, que le permitían atender a cuantos servicios se le solicitaran.
Si a todo ello se agregaba la "tertulia" que servía como de vestíbulo y que amenizaba el pianista; la calidad de los artículos que servía, el sabroso café "exprés" y los variados platos de marisco, con acompañamiento de diversos embutidos para "echar el bocadillo " en todo momento, se consideraba que nuestra capital contaba con uno de los  establecimientos mejor montados  de España en  cuanto  higiene, comodidad, elegancia, artículos de primera calidad y un buen plantel de camareros, dirigidos por el señor Sánchez, al que deseaban toda clase de prosperidades.
Veladas.- El primer gran programa musical que se ofreció en éste elegante Café, de once y media a una y cuarto de noche, por los hermanos Fernández (violín y piano), fue el siguiente:

  • 1.- "Vivan los novios", pasodoble, de Boiset.
  • 2.- "Je me souvieus de Napoles", serenata, de Bonissutro.
  • 3.- "El viaje de la vida", fantasía, de Penella.
  • 4.- "La cieguecita", tango, de Kepler Lais.
  • 5.- "Molinos de viento", selección, de Luna.
  • 6.- “Echa p'adelante", chotis, de Arguellades.
  • 7.- "Sing-Song",fox, de Fernández".

    Suponemos que la "tertulia" se refería a la amplia terraza, siempre concurrida, montada a las puertas del establecimiento.
    Del "buen plantel de camareros" recordamos a Mariano, los hermanos Calatrava, Pedro Nájera, Juan, Antonio y Alfonso (que era el botones).
    Complemento de las reformas comentadas, el Sr. Sánchez, que aparece en muchas de las fotografías que actualmente se exponen en el café, dotó a su establecimiento de nuevos elementos como la Pianola, la Báscula, la Caja Registradora y un gran Reloj de pared.
    Asiduamente actuaba el conjunto musical "Quinteto Blasco".
    Colaboró en actos de atención a los niños acogidos en la Beneficencia Provincial y que en diversas ocasiones invitó en su Café.
    Fue socio del Círculo Logrones y del Gran Casino. Conoció y gozó de la amistad de los hombres más representativos de aquella sociedad logroñesa, entre ellos estaban los Señores Fabián, Joaquín Elizalde, Montero, Manzanares, Labarga, Martínez Zaporta, Cabanas, Silvestre García, Blas Reboiro y Paulino Fernández.
    Federico Sánchez, murió el 13 de junio de 1933 a los 51 años de edad y su entierro se vio rodeado de una grandísima manifestación de duelo.

    Actualmente viven en Logroño, una hija, un nieto, dos bisnietas y una tataranieta.
  • Café Oriental

    Don Federico Sánchez cambió el nombre a Oriental y dio a esta casa su empuje definitivo, un empuje que terminó con su muerte, que fue el peor momento en el devenir del establecimiento. La muerte de Don Federico estuvo a punto de ser la muerte del Oriental.

    Foto antigua del Café Moderno de Logroño
    Su viuda recibió el negocio, pero lo primero que pensó fue en cerrarlo. Los empleados, entre ellos mi abuelo, decidieron formar una cooperativa, que con el nombre de Gorozábel & Cía. se constituyó en el año 1935; compraron el negocio y pudieron seguir funcionando.
    Publicación historia de Logroño
    No hizo falta mucho tiempo para que mi abuelo se pusiera al frente del Café; hacia 1936 ya era mi abuelo el que regentaba el Oriental. Decía mi abuelo que los primeros días de nuestra desgraciada Guerra Civil, le supusieron  muchos problemas. Uno de los camareros había escondido bajo el escenario que, por aquel entonces, tenía el Café, cierta propaganda de izquierdas… documentos y fotos antiguos de Logroño
    El escándalo fue tan grande que el nombre, Oriental, quedó manchado para siempre. Cuando mi abuelo volvió a abrir (le habían clausurado temporalmente el Café), comprobó que sus clientes se mostraban recelosos ante tal coyuntura. Decidió que lo mejor, era cambiar de nombre y le comentó la idea  a su amigo Ganuzas, gerente del Teatro Moderno, y fue éste el que le sugirió que dada la vecindad, el mejor nombre era: Moderno… Mi Café, nuestro Café.